Vitrinas Expositoras

▷ Oferta Vitrinas Expositoras Baratas | FrigeriaHosteleria.com ®

La elección de la vitrina expositora adecuada para tu establecimiento de hostelería es muy importante, ya que no todas son iguales. Dependiendo del tipo de negocio que tengas, del uso que quieras hacer de la vitrina y del espacio del que dispongas, la elección seguramente varíe enormemente.

Tipos de vitrinas expositoras existentes en el mercado

En FrigeriaHosteleria.com tenemos un catálogo muy completo de vitrinas, desde vitrinas refrigeradas a modelos de vitrinas calientes, pasando por expositores refrigerados y por vitrinas mucho más especializadas, como pueden ser las de helados o las pasteleras.

Los principales tipos de vitrinas que hay en el mercado y que seguramente estés acostumbrado a encontrar en cualquier tienda de maquinaria de hostelería son los siguientes:

  • Vitrinas refrigeradas: conservan los alimentos y bebidas frescos, a una temperatura ideal para ser servidos y consumidos al instante.
  • Vitrinas neutras: solo se exponen productos que no necesitan ningún tipo de conservación especial, sino que se pueden tener a temperatura ambiente sin problemas. No obstante, una vitrina previene que esos alimentos estén al aire libre y expuestos, manteniéndolos en un sitio completamente cerrado.
  • Vitrinas calientes: justo lo opuesto a las vitrinas refrigeradas. Se trata de mantener el calor en su interior, para que los alimentos cocinados estén listos para servir a una temperatura adecuada sin necesidad de recalentarlos.

En cualquier caso, a la hora de elegir la mejor vitrina para ti, lo mejor es plantearse qué es lo que necesitas conservar en su interior o exponer a tus clientes.

En nuestra web también puedes encontrar productos complementarios en el área de frio. Un ejemplo de ello son los armarios refrigerados.  

El tamaño de la vitrina es importante

De nada sirve elegir la vitrina perfecta si cuando la recibes te das cuenta de que no se adapta a ningún rincón de tu local. Para prevenir este tipo de problemas, lo mejor es decidir de antemano dónde colocarás el expositor. Entonces, toma medidas de todo, tanto a lo alto, a lo largo como a lo ancho. Cuando estés mirando modelos de vitrinas descarta los que no se ajusten a las medidas que has tomado, por muy atractivas que te parezcan. Ten también la precaución de dejar un margen en tus medidas para que haya cierto espacio entre las paredes y los laterales de la máquina. De esta forma te será más fácil moverla en caso de que necesites limpiar, repararla o ponerla en otro sitio. Si comprases una vitrina exactamente de las dimensiones de tus medidas preliminares, corres el riesgo de que quede tan ajustada que no te sirva. Las paredes pueden ser irregulares y tener curvaturas o salientes que chocarían con el exterior del aparato si estuviera demasiado ajustado.

¿Qué vitrina expositora debo elegir?

Si después de los consejos anteriores aún no tienes muy claro cuál es la más adecuada para ti, tenemos una sugerencia. Evidentemente, si quieres exponer alimentos fríos, lo lógico sería decantarte por una vitrina refrigerada, y una vitrina caliente para alimentos preparados que necesitas servir calientes. Pero si tienes todo tipo de alimentos en tu local y no tienes muy claro por dónde empezar, te recomendamos que empieces por lo fácil: una vitrina neutra. Tienen la ventaja de requerir menos inversión, verás el efecto que tienen en tus ventas y el poder de atracción de nuevos clientes a tu local.