Fuentes de Agua

▷ Comprar Fuentes de Agua Fría Baratas | *** OFERTA ***

¿Qué necesito para conectar una fuente de agua?

Las fuentes de agua son máquinas profesionales para hostelería que te permiten tener agua fresca a tu disposición siempre que lo necesites. Aunque no se limitan al agua fría: también hay fuentes que calientan el agua para que tú, tus trabajadores o tus clientes dispongáis de agua potable a la temperatura que necesites.

A la hora de instalar la fuente de agua en tu negocio, hay dos formas en las que podrías hacerlo. Si tienes posibilidad de conectar la fuente de agua directamente al suministro, disfrutarás de la opción más económica: no dependerás de botellas de agua ni de ningún proveedor. Con el suministro de agua constante disponible, la fuente de agua se encargará de enfriarla para que la utilices siempre que la necesites.

Pero hay ocasiones en las que el suministro de agua no está en el lugar adecuado o directamente no dispones de él. Tal suele ser el caso de oficinas o de zonas de paso en las que se coloca la máquina para que cualquier persona que transite por el lugar tenga disponible agua fresca. ¿Qué hacer si este es tu caso? Muy sencillo: en lugar de conectar la fuente de agua al suministro, puedes adquirir una máquina a la que se conectan garrafas de agua. Como punto en contra, tendrás que estar pendiente de la compra de las botellas de agua antes de que se terminen o de avisar a un proveedor para que las entregue en tu negocio.

Agua pura, más salud

Uno de los motivos por los que instalar una fuente de agua en tu empresa es una opción a tener en cuenta es por la salud de trabajadores y clientes. Disponer de agua potable en el lugar de trabajo o en tu negocio de hostelería es imprescindible. Pero si esa fuente de agua está, además, a una temperatura adecuada y en un lugar de fácil acceso para todos, fomentarás que se beba mucha más agua.

El consumo de agua de forma frecuente y en cantidades adecuadas es beneficioso para la salud. En un ambiente de trabajo, mejora el rendimiento de los empleados, ya que en condiciones de escasez de agua, se produce un aumento de la fatiga y falta de concentración, mareos, etc.

Mayor comodidad para tus clientes

Las fuentes de agua son una forma muy cómoda de obtener agua potable de gran calidad, ya sea fría o caliente. Si la colocas en una zona de paso o estratégicamente en cualquier local, fomentarás su uso por parte de aquellas personas que lo necesiten. Es una buena forma de desviar a los clientes de la barra y liberar a los camareros para que puedan desarrollar otras tareas. O incluso prescindir de ellos si se trata de un autoservicio.

Si, por cualquier motivo, prefieres ofrecer agua embotellada a tus clientes, siempre puedes optar por la compra de un botellero frigorífico para almacenar agua fresca. De esta forma tendrás agua potable a una temperatura perfecta para el consumo siempre que la necesites.

Otra máquina de hostelería que cumple una función similar es la granizadora, con la que puedes producir bebidas refrescantes para tus clientes, ya sea para la venta o para ponerlas a su libre disposición.

Contar con una fuente de agua en tu negocio de hostelería te permitirá disponer de agua fresca en cualquier momento. Elige si prefieres conectarla a un suministro de agua o utilizar botellas de gran capacidad.

¡FrigeConsejo! El agua del grifo en ocasiones no cuenta con parámetros de mineralización óptimos, por lo que a veces es recomendable someterla a procesos de filtrado.