Cuece pastas

▷ Cuece Pastas Hostelería | Comprar Online en FrigeriaHosteleria.com ®

Cuando se trata de pasta, es cierto que la materia prima influye en el resultado. Pero hay otros factores que influyen igualmente: la cocción debe ser perfecta para que esté en el punto perfecto en el que debe ser servida. Una pasta “al dente” o en su punto debe tener una dureza y elasticidad determinada. Esto se consigue con el tiempo de cocción ideal.

Los cuece pastas, además de facilitarte la cocción, también te permiten escurrir la pasta para que no tengas que perder tiempo extra en eliminar cualquier rastro de agua.

¿Cómo usar un cuece pastas?

Para empezar, debes añadir agua en el cuece pastas para que sea posible hervir la pasta. No se trata de cocinar al baño maría, sino de una cocción en la que el producto está directamente en contacto con el agua. La cantidad de agua debe ser la suficiente para que la pasta pueda cocerse y absorber líquido. Para ello, es habitual que el cuece pastas cuente con una marca que te indica el mínimo de agua que debe contener el recipiente. Tampoco debes echar demasiada agua, ya que al hervir rebosaría, suponiendo un riesgo para los trabajadores de la cocina.

Puedes complementar el cuece pastas con calentadores de pasta, para mantenerla en su punto, lista para ser servida. Esta máquina es muy útil para aquellas ocasiones en las que has preparado demasiada cantidad de pasta y no vas a utilizarla toda en ese instante, pero sabes que a lo largo del servicio vas a poder servirla.

Tipos de pasta que puedes servir

La pasta viene en multitud de formatos, como pueden ser los macarrones, spaghetti, tortellini, fusilli, fettuccine… Pero nos centraremos en una clasificación mucho más sencilla: la pasta fresca y la pasta seca. Dependiendo del tipo de pasta que quieras preparar, la cocción será diferente.

La pasta fresca es la que no se ha sometido a un proceso de secado. Su fecha de caducidad es mucho más corta que la de la pasta seca, y debe conservarse en frío hasta su preparación. La cocción es mucho más rápida que la de la pasta seca, por lo que debes tener ese factor en cuenta cuando utilices el cuece pasta para prepararla. El resultado es una pasta mucho más delicada y sabrosa.

Por otro lado está la pasta seca. Al contrario que la anterior, tarda mucho más tiempo en caducar. Esto se debe al proceso de secado industrial al que ha sido sometida. La cocción es mucho más larga, ya que debe absorber una mayor cantidad de agua para volver a hidratarse y recuperar la textura de la pasta al dente.

Hay otros pequeños electrodomésticos de sobremesa, que también pueden estar encastrados en un mueble hostelero, que te pueden ahorrar tiempo en la preparación de comidas. Un ejemplo de ello son los freidores industriales, en los que puedes freír en aceite grandes cantidades de comida. Lo mismo ocurre con un grill industrial, con el que puedes preparar a la plancha carnes, verduras, bocadillos y muchos otros alimentos. Navega por nuestro catálogo para encontrar el electrodoméstico que cubre las necesidades concretas de tu negocio.

Si en tu negocio sirves pasta de forma frecuente o si cocinas grandes cantidades de pasta, contar con un cuece pastas te puede ayudar a ser mucho más eficiente, sin tener que dedicar tanto tiempo a preparar la pasta.