Amasadoras

Mostrando 1-14 de 14 artículo(s)

Las amasadoras son equipamientos industriales diseñados para preparar masas a través de un sistema mecanizado. El objetivo de las amasadoras es aportar la energía necesaria para realizar una mezcla homogénea del agua, la harina y el resto de los ingredientes de la masa. Dependiendo del tipo de máquina empleada se obtendrá una plasticidad y fuerza en las masas diferente.

Una amasadora te permitirá mezclar y elaborar masas de forma rápida, fácil y cómoda. Esta es esencial para una panadería, pero también es una buena opción en la que invertir si el menú de tu restaurante tiene pizzas. No obstante, podrás elegir entre diferentes capacidades dependiendo de la producción de tu negocio.

Las máquinas granizadoras, un clásico del verano

Las amasadoras industriales para hostelería son máquinas con un recipiente y un brazo mecánico en el que se acoplan los diferentes accesorios: para mezclar, para amasar, para batir o para montar. Las amasadoras se componen de:

  • Una artesa o recipiente para la colocación de los ingredientes.
  • El elemento encargado del amasado: gancho, tenedor, brazo u otro.
  • Los motores que accionan el movimiento del recipiente, así como del gancho.
  • Sistema de control de la amasadora: introducción de ingredientes, programar tiempos y velocidades.

Existen diferentes tipos de amasadoras. Generalmente se clasifican según el tipo de brazo del que disponen. Puedes encontrar cuatro tipos:

  • Amasadora de espiral
  • Amasadora de brazos
  • Amasadora de eje oblicuo
  • Amasadoras planetarias

La amasadora de eje oblicuo es la que menor fricción ofrece, seguida de la amasadora de brazos. Las que más recalientan la masa son la de espiral y la planetaria, cuya alta fricción eleva la temperatura entre 8º y 9º más que la de eje oblicuo.

Las mejores amasadoras para hostelería

Antes de adquirir una amasadora industrial para hostelería, es conveniente que tengas muy en cuenta los siguientes aspectos:

Potencia: Para el uso profesional, es recomendable que tu amasadora de hostelería trabaje al menos a 500-600 W. Una potencia menor sería la indicada para pequeños amasados. Si por el contrario, tu volumen de trabajo es muy alto, unos 1000 W sería lo recomendable para los profesionales de la repostería industrial.

Capacidad, tamaño y peso: A mayor capacidad, mayores serán el tamaño y el peso de la amasadora industrial. Una capacidad media se situaría entre los 40 y los 90 litros, lo que permite trabajar masas de hasta 60 kilogramos de peso.

Velocidad: Tener en cuenta cuántas velocidades tiene la amasadora es fundamental. Los modelos de amasadora para hostelería más útiles suelen disponer de entre 3 y 16 velocidades. Cuanta más velocidad tenga, más profesional debe ser su uso.

Accesorios: Cortadores, picadores, exprimidores, heladeras o ralladores son algunos de los accesorios que puedes insertar en tu amasadora industrial.

Ruido: Otro aspecto muy a tener en cuenta es la cantidad de uso que vas a darle a tu nueva máquina. Si va a resultar un instrumento con un alto uso, debes asegurarte de que sea lo más silenciosa posible para preservar la salud del oído de tu panadero o pastelero.

Además, existen un par de características fundamentales a la hora de adquirir la amasadora industrial perfecta: robustez y comodidad de uso. Escoger un equipo incansable que ofrezca un uso continuo sin dificultades, debe ser nuestro objetivo. Y lo ideal es que la elección cuente con un diseño cuidado y exigente que acompañe al estilo del negocio.

En Frigeria Hostelería somos distribuidores oficiales de OEM. Confiamos plenamente en este fabricante europeo de prestigio especialista en maquinaria para masa, y a pesar de comprar un excelente producto nos gusta saber, que si fuese el caso, disponemos de una garantía oficial con un trato excelente.